Viaje a Nueva York (8 días)

Comenzamos nuestro viaje con una oferta que vimos en una agencia de viajes. Se trataba de un viaje que incluía vuelo directo desde Málaga y alojamiento de 7 noches en Manhattan. Esta vez pudimos elegir el hotel entre unos cuantos que nos mostraron, es decir… que no nos pasó como en el viaje a París que fuimos a ciegas.

Antes de comenzar con nuestro itinerario, hemos creado una serie de respuestas a las típicas preguntas que os estaréis planteando para organizar vuestro viaje a Nueva York:

¿Necesito visado para Estados Unidos desde España?

Sí, aunque lo que realmente se necesita es una autorización llamada ESTA y es lo primero que hay que realizar antes de viajar a EEUU, ya que sin esa autorización no podréis acceder al país.

Hemos realizado una guía completa de como solicitar la autorización de viaje ESTA y pagarla online:

Cómo solicitar la ESTA para EEUU

¿Contrato un seguro de viaje para EEUU?

Nosotros siempre recomendamos viajar con seguro de viaje con una buena cobertura. En EEUU la sanidad no es pública como en España. Si sufres un accidente y tienes que ir al hospital, el ingreso te saldrá muy caro si no cuentas con un seguro que cubra esas necesidades.

¿Necesito saber inglés?

Sí, a no ser que vayas con un viaje organizado, necesitarás saber algo de inglés para poder comunicarte a la hora de comer, comprar y desplazarte. Es cierto que Nueva York es una ciudad muy cosmopolita y hay muchos latinos por allí, pero nosotros recomendamos un nivel mínimo que te pueda salvar de algún apuro.

¿Qué ropa llevo a Nueva York?

Antes de hacer la maleta hay que ir viendo el tiempo en páginas especialmente norteamericanas ya que os darán una mejor predicción. Nosotros viajamos en junio y pensamos que haría un tiempo semejante al de España. Por el día estábamos bien con un jersey fino o con una chaqueta de entre tiempo. Pero por la noche sí que echamos de menos un buen abrigo. También nos mojamos al ir de un sitio para otro ya que llovió la mitad el viaje. Pero la lluvia no es un inconveniente ya que se puede solucionar con un buen paraguas transparente!

Nosotros compramos la MetroCard para movernos por la ciudad y así no estar tan cansados, aunque los paseos de un lado para otro serán muy largos por lo que hay que llevar calzado muy cómodo, y que no os pase como a nosotros que tuvimos que comprar unos zapatos nuevos… Esta anécdota la contamos más adelante. 😳

¿Llevo dólares desde España o cambio euros allí?

Lo mejor siempre es llevarse efectivo en dólares desde España, hay diferentes páginas web que os dan este servicio. Dependiendo de los días que se vaya a estar, hay que calcular cuánto dinero en efectivo hará falta. Por otra parte siempre podréis pagar con tarjetas de viaje como B-Next o cambiar más dinero en el transcurso del viaje.

Nosotros las veces que hemos ido a Estados Unidos hemos llevado la mitad del presupuesto en dólares ya cambiados desde España y la otra mitad del dinero la dejamos en la tarjeta.

¿Dónde alojarse en Nueva York?

Hay que tener en cuenta que La Gran Manzana es enorme y que se compone de 5 distritos; Queens, Brooklyn, Staten Island, Bronx y Manhattan. Nosotros decidimos alojarnos en este último ya que todas las atracciones que queríamos ver se encontraban en la isla de Manhattan.

Nos hospedamos en el hotel New Yorker. Se encuentra en la 8ª avenida cerca del Madison Square Garden y a 3 manzanas del Empire State Building.

Nos asignaron una habitación en la planta 21 de las 41 que tiene. Estábamos justo a la mitad y aun así alucinamos con su altura de vértigo. Eso sí, la habitación era bastante pequeña pero las vistas eran espectaculares.

Respecto a los precios, cuanto más alejado de Manhattan os alojéis más económicos serán los hoteles. Si por ejemplo elegís la estancia en Brooklyn hay que tener en cuenta que habrá que trasladarse en transporte público (metro, autobús, taxi…) para poder visitar las principales atracciones que se encuentran en Manhattan.

¿Dónde comer en Nueva York?

En Nueva York hay todo tipo de restaurantes. Como en todas las grandes ciudades pueden ser caros o más económicos, esto depende de la zona donde te encuentres.

Por nuestra parte comíamos en los típicos puestos de hotdogs que hay por las calles y en establecimientos más conocidos para comer hamburguesas, porciones de pizzas, beagles, tartas de queso… es decir, toda la comida típica que sale en las películas de Nueva York, o como la llaman allí “The City”.

A continuación os mostramos una lista de nuestros restaurantes favoritos de Nueva York, los cuales nos dejaron huella en nuestra memoria gastronómica.

Esta lista está basada en nuestra experiencia cuando visitamos La Gran Manzana, somos muy conscientes de que hay muchísimos más establecimientos, nosotros os mostramos los que nos causaron una mejor impresión. 😊

Starbucks Coffee

Es cierto que esta franquicia se encuentra por todo el mundo, pero nosotros la conocimos allí y raro era el día que no desayunábamos un chocolate caliente con una porción de cualquiera de sus tartas.



Europa Café

Un buen desayuno al más puro estilo americano; ¡tortitas con sirope de Mrs Butterworths!



Gray’s Papaya

En este famoso establecimiento disfrutarás de unos perritos calientes muy ricos. Aunque siempre tendréis la alternativa de los carritos callejeros que están por toda la ciudad y también están buenos.

Bubba Gump

Este restaurante, ubicado en Time Square, está ambientado totalmente en la película de Forrest Gump. En la carta podrás encontrar platos de gambas cocinadas en todos los estilos. Gambas rebozadas, gambas salteadas, gambas al vapor…  ¡como en la película! 🤣

Comer allí es una experiencia, ya que mientras comes puedes ver imágenes, objetos y suvenirs que te hacen recordar algunos fragmentos de la película. Está claro que por toda la decoración que tiene, al final se refleja en la cuenta. Así que antes de entrar, revisad los precios de la carta por si están, o no, acorde con vuestro presupuesto.

Una cosa curiosa es cuando quieres llamar a un camarero. En la mesa hay una placa roja y por el otro lado azul, donde ponen Run Forrest y Stop Forrest. Si muestras la placa roja con el texto de Stop Forrest un camarero que pasé por allí te atenderá. ¡La verdad es que nos hizo mucha gracia!

Tres tipos de elaboraciones con gambas junto con patatas fritas y un batido en Bubba Gump

Uno de los platos que más nos sorprendió fue un postre llamado “Chocolate Chip Cookie Sundae” elaborado con una galleta caliente al fondo, helado de vainilla, sirope de chocolate y caramelo por encima, todo esto presentado en una sartén mediana. ¡Está increíblemente bueno! 🤤

Existen bastantes restaurantes Bubba Gump repartidos por el mundo y cada vez que nos encontramos con uno nos pasamos para tomar ese postre.

Planet Hollywood

La decoración de este restaurante es una auténtica pasada. Cuando entramos al salón-comedor nos quedamos con la boca abierta de lo bonito que es por dentro.

Entrada al comedor de Planet Hollywood

Pedimos unas costillas BBQ y una especie de pepito de ternera y nos encantó.

Nosotros lo disfrutamos mucho aunque es algo caro, al igual que en Bubba Gump tanta decoración al final acabas pagándola. También hay que tener en cuenta que estás comiendo en pleno Times Square. Así que, mirar la lista de precios antes de entrar y listo.

Jackson Hole Burgers

Hay un par Jackson Hole Burguers en Manhattan, nosotros fuimos al del Upper East Side. Bajamos unas escaleras y nos encontramos con un sitio bastante pequeño y ambientado a lo cowboy.

Debéis saber que fue la mejor hamburguesa que nos hemos comido en nuestra vida. Es imposible olvidar lo bien hecha que estaba, acompañada con patatas fritas y ensalada de col. También pedimos unos nachos con chili y queso… ¡buenísimos!

Los platos son bastante grandes, de hecho nosotros compartimos los nachos y la hamburguesa y comimos muy bien. Lo recomendamos al 100%.

Junior’s

Hay un par de Junior’s por la ciudad, nosotros fuimos al que está en la calle 45.

Comimos unas hamburguesas con queso y patatas muy buenas aunque el plato estrella, por el cual es famoso este restaurante, es la tarta de queso. Pedimos una porción para llevar y comérnosla en el aeropuerto. Cuando la probamos nos dimos cuenta por qué es tan famosa. Tenía un sabor y una cremosidad que daban ganas de volver y pedir más.

Los platos y las porciones de tartas son algo caras pero recomendamos probar la famosa tarta de queso ya que esta deliciosa.

TGI Fridays

Es otra cadena de restaurante bastante extendida por el mundo. Nosotros fuimos a merendar un Brownie de los mejores que hemos probado, ¡súper bueno! 🤤

Brownie de Fridays


Tick Tock Diner

A este restaurante fuimos varias veces, se encuentra justo al lado del hotel New Yorker. Está ambientado al más puro estilo americano y tiene un menú de comida tradicional americana (hamburguesas, perritos, sándwiches, batidos…). Cómo siempre antes de entrar mirad los precios ya que pueden ser algo elevados aunque es cierto que los platos son bastante generosos y perfectos para compartir.

Abren las 24 horas los 7 días a la semana, es decir, que se puede ir a desayunar, almorzar, merendar y cenar. En nuestra opinión es un lugar agradable con un menú amplio y muy rico.

Comida rápida

Como en todas las ciudades siempre podrás encontrar restaurantes de comida rápida conocidos en todo el mundo. Por ejemplo nosotros fuimos a comer a un McDonald’s del distrito financiero (Downtown). Este restaurante en particular tiene un piano y a un pianista tocándolo mientras estas comiendo allí. ¡Súper curioso!

¿Cómo llegar a Manhattan desde el aeropuerto JFK?

Existen varias formas de llegar a vuestro hotel en Manhattan desde el aeropuerto internacional JFK.

Taxi

Si queréis empezar el viaje al estilo neoyorkino debéis buscar las paradas de Taxis, se forman bastantes colas para coger uno pero aun así va rápido ya que hay muchísimos.

Suele costar unos 75$ (Taxi + Peajes + Propina) y tarda en llegar unos 30 minutos.

Servicio contratado con antelación

Esto se suele contratar online en páginas web de agencias que ofrecen este servicio. Nosotros no lo hemos probado aunque hemos buscado información y suele costar unos 100$.

Este tipo de servicio está bien para quien no se quiera complicar con el idioma y evitar costes ocultos. Al salir de la zona de recogida de maletas es tan simple como buscar la agencia o a la típica persona con un cartel con tu nombre.

Air Train + Metro

Con el Air Train te podrás mover gratuitamente entre terminales pero una vez te bajes en una estación tendrá un coste de 5$. A esto hay que sumarle un poco más de 2$ para comprar el billete de la línea que te deje lo más cerca del hotel.

Esta opción es la más económica (entre 7$ y 8$) pero tardaréis algo más de una hora en llegar a la ciudad.

Empresas de Transfer

Estas empresas de transporte, también llamadas Airport Shuttle, te las encontrarás a la salida de la zona de recogida de maletas. Suele costar entre 15$ y 20$ por persona y te llevan al hotel donde te alojas en microbus, furgoneta, coche… hay que esperar a que se complete el vehículo con otros turistas que estén más o menos en la misma ruta.

Como todo, siempre depende del presupuesto que tengáis y de lo rápido que necesitéis llegar. Nosotros escogimos la opción del Shuttle y tardamos en llegar al hotel unos 45 minutos ya que fuimos de los últimos en bajarnos de la furgoneta. Para ir al aeropuerto solicitamos el servicio de transfer del hotel. Este traslado lo hicimos en coche pasando por algún que otro atasco y peaje pero llegamos bien de tiempo.



Nuestro itinerario de viaje a Nueva York


Día 1. Llegada a EEUU y Times Square por la noche

Nuestra aventura comenzó llegando por la tarde a EEUU. Después de esperar una cola enorme en el control de aduanas para entrar en el país, vimos que una de nuestras maletas no salía por la cinta de equipajes. Esperamos un buen rato hasta que preguntamos al personal del aeropuerto. Nos comentaron que nuestra maleta llevaba un rato dando vueltas y que tuvieron que cogerla para que no se perdiera… :S

Una vez que recogimos las maletas, lo primero que hicimos fue buscar un medio de transporte para llegar al hotel. Vimos una empresa que ofrecía el típico servicio de trasporte del aeropuerto al hotel en furgoneta compartida con otros turistas. Preguntamos y nos pareció correcto el precio y el tiempo que nos dijeron (unos 20$ por persona y unos 35 minutos dependiendo de la ruta de los demás viajeros). A los 20 minutos nos llamaron y tardamos en llegar al hotel entre 40 y 45 minutos.

En el traslado vas viendo la ciudad como es y la verdad es que no nos causó una buena primera impresión las calles y los barrios por dónde íbamos pasando. Hemos leído por internet que esta sensación es compartida por muchos viajeros la primera vez que viajan a Nueva York.

Una vez entramos a la zona de los rascacielos, empezamos a alucinar con la altura de los edificios. Por ejemplo; nos quedamos con la boca abierta al mirar a pie de calle el hotel donde nos íbamos a alojar con sus más de 40 plantas de altura. Nos asignaron la habitación en la planta 21 y tenía una vistas de vértigo!

Se nos hizo de noche, así que nos duchamos y nos cambiamos rápidamente para contemplar por primera vez la ciudad que nunca duerme.

La primera vez que se visita el Times Square por la noche nunca se olvida. Fue como una explosión de colores, sonidos y sensaciones que no se pueden describir. Estábamos que no nos lo creíamos al ver las pantallas gigantes, las escaleras rojas, los musicales de Broadway…

Times Square por la noche

En pocas palabras, la emoción que experimentas al estar allí por primera vez es realmente fascinante.

Día 2. Downtown, Estatua de la Libertad, Wall Street, Puente de Brooklyn y Skyline

Con el Jet Lag que teníamos nos levantamos temprano y fuimos a desayunar a un Dunkin Donuts cerca de la estación de Pennsylvania (Penn Station). En ésta estación compramos una MetroCard para cada uno y las activamos para una semana. La tarjeta en sí cuesta 1$ y la activación con una validez de 7 días tiene un precio de algo más de 30$.

Como hacía buen día, fuimos directamente al embarcadero de “Whitehall Terminal” situado en el distrito financiero de Manhattan para subir al ferry gratuito que va hasta Staten Island. Este trayecto es muy popular ya que, desde el barco, puedes ver la Estatua de La Libertad y los imponentes rascacielos del Downtown de la ciudad.

De vuelta en Manhattan, fuimos paseando hasta Wall Street. Una vez allí, nos sentamos en la escalinata del Federal Hall junto a la estatua de George Washington para contemplar el famoso edificio de la bolsa de Wall Street, con su gigantesca bandera estadounidense. Nos quedamos observando la actividad intensa de personas entrando y saliendo del edificio. Había mucha seguridad policial y un vaivén de turistas tomando fotos.

Luego fuimos a ver la escultura de bronce del toro de Wall Street y seguidamente nos dirigimos al World Trade Center. Cuando nosotros viajamos a NYC, aún estaban reconstruyendo la zona, así que casi todo estaba en obras. Dimos un paseo por los jardines cercanos y nos comimos un HotDog en un kiosco de la zona.

Después de comer, pasamos por el ayuntamiento de la ciudad de Nueva York y lo vimos por fuera. Nos sentamos un rato a descansar en el parque City Hall rodeados de ardillas que correteaban por allí, ¡son súper curiosas y graciosas!

A media tarde nos desplazamos al puente de Brooklyn para recorrer, a pie, los casi 2 km de longitud que tiene. Todo el trayecto es muy fotogénico y cuanto más te alejas de Manhattan mejor son las vistas de la silueta de la ciudad. Hay que tener cuidado con el carril bici ya que las bicicletas van muy rápido y te puedes llevar un susto.

Una vez que cruzamos el puente, contemplamos el atardecer junto con las vistas del Skyline de Manhattan a orillas del East River. Sencillamente unas vistas espectaculares. A la caída de la noche, intentamos cenar en la famosa pizzería Grimaldi’s ubicada en Brooklyn pero había demasiada cola, así que decidimos volver a Manhattan en metro y cenar en el restaurante Tick Tock Diner que se encuentra en una esquina al lado del hotel.

Día 3. Empire State, Edificio Flatiron, Biblioteca Pública, Edificio Chrysler, Grand Central Terminal, Catedral de San Patricio, Quinta Avenida y Central Park.

Comenzamos con un buen desayuno en Starbucks y nos dirigimos al Empire State Building. Llegamos temprano y vimos dos colas; una para comprar la entrada y otra para acceder al edificio. Nosotros compramos la entrada online días antes para no esperar la primera fila. Al parecer llegamos en el momento justo porque al cabo de estar unos minutos esperando comenzó a llenarse de turistas el hall del edificio.

El primer ascensor, el cual es ultra rápido, sube primero a la planta 80 y desde allí hay que subirse a otro ascensor que te lleva a la planta 86 donde está el primer mirador. Tiene un segundo mirador en el piso 102 (última planta) pero hay que pagar un suplemento. Nosotros solo subimos al mirador de la planta 86 porque leímos algunos comentarios por Internet que decían que las vistas de ambos miradores son muy parecidas. El primer mirador tiene un precio de 42$ y el suplemento para subir al segundo es de 30$ más.

Las vistas desde tanta altura son increíbles, desde allí te puedes hacer una idea de lo grande y compactada que es Nueva York. Las vistas son de 360°, por lo que se pueden ver todos los distritos, edificios, zonas y parques de la ciudad. Para nosotros, al igual que para muchísima gente, es una de las visitas obligatorias de la Gran Manzana.

Después de visitar el Empire, fuimos a ver el famoso y característico edificio Fuller Building, aunque es mucho más conocido por el nombre de The Flatiron por su forma que recuerda a una plancha para la ropa. (Flat: piso, Iron: Plancha)

Seguidamente nos dirigimos a The New York Public Library (la biblioteca pública) y nos sentamos en sus escaleras para descansar un poco y de paso ver pasar a los neoyorkinos. Cerca de allí se encuentra el elegante Chrysler Building. Es asombroso ver este edificio a pie de calle, aunque se puede ver desde muchos puntos de la ciudad ya que es el 6º más alto de NYC.

Muy cerca se ubica la famosa estación Grand Central Terminal, donde entramos para ver el interior y su asombroso hall. Comimos por la zona un par de trozos de pizza y nos dirigimos a Central Park para pasar la tarde allí. Fuimos a través de la glamurosa Quinta Avenida (Fifth Avenue). En esta avenida se encuentra la Catedral de San Patricio y un sinfín de tiendas de suvenires y de lujo. Nosotros entramos a la boutique de Tiffany, a la juguetería Fao Schwarz y vimos desde fuera la peculiar tienda de Apple entre otras tiendas famosas.

Antes de comenzar la ruta por Central Park, tuvimos que comprar unos zapatos para Lucía, ya que los suyos empezaron a hacerles daño en los pies. La verdad es que las zapatillas de color rojo chillón que compramos por 12$ no eran las más bonitas ni discretas de la tienda pero eran súper cómodas e hicieron su función.

Al entrar al parque nos compramos en un kiosco un pretzel, bastante grande, para merendar más adelante. Si es la primera vez que entras a este gigantesco parque lo mejor es hacerse con un mapa o activar el mapa de nuestro Smartphone para evitar que no os pase como a nosotros que nos perdimos un par de veces dando vueltas en círculo. 😂

Nosotros recorrimos el parque visitando las atracciones más famosas. Paseamos a través de la alameda The Mall rodeados de grandes olmos, estos árboles forman un escenario precioso para una bonita foto. Pasamos por Strawberry Fields donde se encuentra el memorial de John Lenon “Imagine”, luego cruzamos el Lago por el fotogénico puente Bow (en éste lago se pueden alquilar barcas) y desde allí fuimos a la fuente de Bethesda que está en una plaza justo al lado. Seguimos el camino para ver la estatua de Alicia en el país de las maravillas. Y finalmente acabamos en el enorme embalse Reservoir. Durante el recorrido paramos un par de veces para descansar, disfrutar de nuestro pretzel y de las bonitas vistas.



Día 4. Un día completo de compras en Macy’s

Este día decidimos pasarlo de compras completamente porque el día empezó lloviendo bastante fuerte y la predicción del tiempo no era muy buena tampoco por la tarde.

La tienda donde decidimos hacer shopping fue en Macy’s. Se encuentra en un edificio de 11 plantas de las cuales 9 están abiertas al público y todas están llenas de departamentos; Moda, lencería, complementos, cosmética, joyería… Es una tienda realmente grande con fantásticos descuento sobre todo en marcas americanas.

Antes de comenzar en busca de buenas ofertas, hay que dirigirse al centro de visitantes situado en la planta principal para adquirir un 10% extra por enseñar tu pasaporte extranjero. Por lo tanto, aparte del descuento que tenga la prenda en sí, el cambio a favor de dólar a euro y ese 10% extra puedes conseguir artículos con muy buenos precios.

Por ejemplo, compramos una cartera Tommy Hilfiger de cuero por unos 10€, packs de ropa interior de la marca Calvin Klein por 12€, unas zapatillas Converse blancas para cada uno por unos 30€ cada par y ropa variada de la marca Guess como vaqueros, camisetas y blusas.

Nuestras zapatillas Converse compradas en Macy’s

Nosotros íbamos buscando los artículos con buenos descuentos, luego hacíamos el cambio a Euros, aplicábamos el descuento extra por ser extranjeros y si nos parecía un buen precio lo comprábamos. Hay que tener en cuenta que, al estar tantas horas comprando, puedes comprar prendas que no tienen ofertas y pueden llegar a salir algo más caras. Lo que hicimos nosotros fue apartar una parte del presupuesto del viaje solo para comprar ropa y así sabíamos que no nos íbamos a pasar comprando.

Compramos bastante ropa, de hecho tuvimos que comprar una maleta mediana para poder llevar la ropa nueva a España. Eso sí, la maleta la compramos por 15$ en una tienda china que estaba cerca del hotel.

Comimos en uno de los restaurantes en el mismo edificio y después de estar varias horas comprando vimos que ya no llovía. Dejamos las compras en el hotel, descansamos un poco y nos fuimos a cenar unos hotdogs al Gray’s Papaya.

Día 5. SoHo, Chinatown, Little Italy y Rockefeller Center

Comenzamos el día tomando un chocolate caliente y unos muffin en un Starbucks de Greenwich Village. Cerca de allí se encuentra una de las casas que salía en las escenas de la serie Sexo En Nueva York, es un barrio muy pintoresco con las típicas casas que se ven en las series y películas americanas.

Seguimos paseando hasta la zona del SoHo. En esta zona se pueden ver los famosos edificios conocidos como Cast-Iron Building, que deben su nombre por estar construidos con acero fundido en la época de la revolución industrial. Se distinguen por sus coloridas fachadas y las típicas escaleras anti-incendios por fuera del edificio. El SoHo de Nueva York también se caracteriza por sus galerías de arte, anticuarios y locales de moda.

Continuamos caminando hasta Chinatown. Al llegar a esta zona lo primero que oyes es a vendedores diciéndote; “Hangbags, cheap hangbags…” la traducción sería; “Bolsos, bolsos baratos…” 😂.

Entramos en varias tiendas a curiosear un poco y en cada tienda nos decían que visitásemos su trastienda que ahí tenían material del bueno pero nosotros no nos fiábamos mucho. Andando por allí nos paró una mujer asiática y nos dijo que fuéramos a un almacén a un par de calles de allí, con prendas de marcas exclusivas. Al final accedimos a ir ya que vimos a varios turistas entrar en el portal. Subimos a la 2ª planta y, efectivamente, había falsificaciones de prendas de grandes marcas, aunque la calidad dejaba mucho que desear. Al final nos fuimos de allí y seguimos caminando hasta el barrio de Little Italy. Esta zona está ambientada en Italia y hay muchísimos restaurantes italianos. Después de dar un paseo por la pequeña Italia, subimos al metro para ir al Upper East Side y comer en el famoso restaurante Jackson Hole Burger.

Más tarde fuimos al Midtown para estar por la zona de Rockefeller Center. Este complejo de 19 edificios destaca por su arquitectura y por la ambientación que lo rodea durante la Navidad, con una pista de hielo y un gran árbol de navideño. Nosotros como fuimos en pleno junio solo vimos los rascacielos y paseamos por la plaza. En el edificio General Electric se encuentra el Top of the Rock, a este mirador recomiendan subir al atardecer para disfrutar de sus vistas.

Entrada al edificio del “Top of de Rock”

Nosotros llegamos a principio de la tarde y no tuvimos ganas de esperar ya que teníamos mucho cansancio acumulado, así que lo dejamos y nos fuimos a descansar al hotel.

Día 6. Columbus Circle, Museo de Historia Natural, Times Square por el día

Comenzamos el día visitando la plaza Columbus Circle y, mientras veíamos el monumento dedicado a Cristóbal Colón situado en la misma rotonda, dudábamos si entrar al museo Metropolitan Museum of Art o al Museo de Historia Natural. Al final elegimos acceder a este último y no nos arrepentimos. Cuando nosotros fuimos se pagaba la “voluntad” (Pay what you wish) y para entrar pagamos 5$ cada uno, pero a día de hoy cuesta 23$. El museo contiene una colección de 35 millones de objetos, aunque no todos se exponen al público, ya que de lo contrario sería interminable la visita.

Allí podrás ver cientos de animales disecados, minerales de meteoritos y hasta reproducciones con fósiles de dinosaurios a tamaño natural. Nosotros nos quedamos realmente sorprendidos con las reproducciones de los animales, como por ejemplo; la manada de elefantes africanos o la ballena azul de 29 metros colgada en el techo de una de las salas. ¡Impresionante!

Museo de Historial Natural

Al salir nos desplazamos al Times Square para comer en el espectacular Planet Holliwood. La decoración del local es digna de ver y la comida estaba muy rica. Luego pasamos la tarde por Time Square y sus alrededores hasta que comenzó a llover bastante y decidimos regresar al hotel.

Día 7. Harlem, Catedral San Juan el Divino

Desayunamos unas tortitas americanas con sirope en la cafetería Europa Cafe y luego nos desplazamos en metro hasta Harlem con la intención de ver una misa Góspel. Llegamos con la mañana bastante avanzada y al llegar había una cola enorme para entrar a la iglesia. Al final, viendo que no avanzaba la cola, decidimos dar un paseo por la zona y ver la Catedral de San Juan el Divino y sus jardines donde se encuentra la fuente de la paz.

El día anterior no pudimos disfrutar de Times Square por el día por culpa de la lluvía, así que, como no llovía, fuimos a comer al restaurante Bubba Gump ubicado en pleno Times Square. Al salir del restaurante vimos que no llovía y decidimos pasar toda la tarde entre las pantallas gigantes del Times Square. A media tarde fuimos a merendar un brownie en el Fridays y luego estuvimos viendo los locales de la zona como M&M’s World, Hard Rock Café, el teatro del musical del Rey León y hasta al mítico Naked Cowboy.

Como curiosidad, cuando nosotros fuimos, había en plena calle hamacas para que las personas se tumbaran, así que nosotros hicimos lo propio y nos relajamos allí entre los gigantescos anuncios y la multitud.



Día 8. Despedida de NYC y traslado al aeropuerto JFK

Nuestro último día lo pasamos por Midtown. Entre recoger la maleta y hacer el check out en el hotel se nos hizo tarde para visitar algo más. Así que fuimos a despedirnos de Nueva York en uno de nuestros lugares favoritos de todo el viaje, Times Square. Paseamos un rato y fuimos a comer al restaurante Junior’s, el cual es famoso por su tarta de queso. Comimos unas hamburguesas y nos llevamos una porción de su famosa tarta de queso para merendar en el aeropuerto.

Regresamos al hotel para recoger nuestras maletas y solicitamos un transfer en recepción para ir al aeropuerto internacional JFK. Cuando llegó el vehículo vimos que se trataba de un coche 100% americano de la marca Lincoln, así que con esta sorpresa, tuvimos el broche perfecto para despedirnos de la maravillosa ciudad de Nueva York. ❤

Conclusión

Nueva York es una ciudad realmente grande que ofrece mucho entretenimiento dirigido al turismo. Sabemos que nos dejamos pendiente visitar muchas atracciones turísticas y de realizar una visita más completa a sus distritos; Brooklyn, Queens, Bronx o Staten Island. Incluso, teniendo más días disponibles, nos hubiera gustado realizar una excursión a Washington DC. Así que todo lo que no hemos podido visitar lo dejaremos para nuestra próxima visita a La Gran Manzana.


¡Muchas gracias por leernos!


Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestro sitio web:    Más información
Privacidad